¿‘Enfermedad del beso’? Conoces las causas y su cura

Pocos saben que existe, pero todos estamos expuestos a contraerla, es la “enfermedad del beso”:mononucleosis. Se trata de una infección viral que como consecuencia trae fiebre, dolor de garganta e inflamación de los ganglios linfáticos, especialmente en el cuello, explica Medline Plus.

Es conocida como “la enfermedad del beso” porque este padecimiento se transmite por medio de la saliva y el contacto cercano, ya que es una infección viral causada, generalmente, por el virus de Epstein-Barr (EBV), aunque también puede ser causado por otros microorganismos como el citomegalovirus (CMV).

La cercanía que las personas necesitan para que este padecimiento se transmita es bastante, por lo que es raro que se pegue de otra manera que no sea por besos, aunque compartir cubiertos puede ser una forma de contagio, explica enfemenino.com.

Los adolescentes, entre los 15 y 17 años son mucho más propensos al contagio, pero es una infección que puede desarrollarse a cualquier edad, de hecho, los niños menores de 5 años tienen una alta tasa de incidencia. Lo que quiere decir que hasta el 95 por ciento de las personas adultas estuvieron expuestos alguna vez en su vida al virus de EBV.

Sin embargo, ninguno de ellos tendrá que preocuparse nunca más por esta enfermedad, pues una vez que el organismo es infectado, queda inmunizado de por vida a la mononucloeosis; es decir, es una infección que sólo ocurre una vez en la vida, menciona kidshealth.org.

Y aunque no hay una vacuna para combatir esta bacteria, se trata de una enfermedad benigna pues no se ocupa nada más que reposo para contrarrestar los síntomas, que son:

  • Somnolencia
  • Fiebre
  • Molestia general, intranquilidad o sensación general de enfermedad
  • Inapetencia
  • Rigidez o dolores musculares
  • Erupción cutánea
  • Dolor de garganta
  • Inflamación de los ganglios linfáticos, especialmente en el cuello y la axila
  • Inflamación del bazo

Es decir, la enfermedad del beso provoca sueño, dolor muscular y en la garganta, hinchazón de los ganglios y otros síntomas que fácilmente pueden ser confundidos con el de una gripa, pero hay que acudir al médico para descartar esa posibilidad. Aunque, entre los síntomas que menos se presentan, pero pueden existir, se encuentra la tos, así como:

  • Dolor torácico
  • Fatiga
  • Dolor de cabeza
  • Urticaria
  • Ictericia (color amarillo de la piel)
  • Rigidez del cuello
  • Sangrado nasal
  • Frecuencia cardíaca rápida
  • Sensibilidad a la luz
  • Dificultad para respirar

El virus se contagia rápidamente y una persona puede infectar a muchos más mientras padece la enfermedad e incluso tiempo después. La recuperación es sencilla, pues sólo se busca aliviar los síntomas y para ello los medicamentos esteroides pueden ser la solución. Pero como recomendaciones generales, debemos tomar mucho líquido, descansar, hacer gárgaras con agua caliente y sal, y tomar alguna píldora para el dolor y la fiebre.

Se calcula que en un mes la persona debe estar mejor, pero las molestias pueden persistir 2 o 3 meses. Para detectar si es la enfermedad del beso lo que te ataca, el médico tendrá que realizar algunas pruebas de sangre y tú deberás evitar besar por algún tiempo.

 

¿Conocías este padecimiento?

¿Has tenido alguno de estos síntomas?

 

 

 

 

Deja un comentario